Hoy, no es un feliz día de la mujer

Me parece muy bien que exista un día dedicado a las mujeres, a dar visibilidad a sus derechos, a lograr la tan ansiada igualdad entre géneros y me parece fantástico….. pero, queda mucho por hacer por desgracia, así que yo hoy voy a conmemorar el día de la mujer reivindicadora. ¿Queréis saber porque? Pues, porque estoy harta de tener que escuchar que las mujeres debemos preocuparnos por estar guapas, para empezar. Es mas hasta tenemos que escuchar comentarios despectivos hacia nosotras si decidimos salir a cara descubierta (o sea sin maquillaje) como decía Michelle Jenner, hace unas semanas, nosotras somos mujeres, imperfectas, y por eso, no podemos salir a la calle sin maquillar, sin tapar ese pequeño grano, o sin marcar un poco mas las pestañas. Tampoco se os ocurra salir si no vais perfectamente peinadas, los rizos bien marcados, el pelo perfectamente liso y por supuesto que no se mueva nada de su lugar. Tampoco se te ocurra salir, si usas mas de una 44, directamente no salgas, quédate en tu casa! Y si lo haces, ponte ropa que te disimule esas caderas, y no se te ocurra ponerte una minifalda, y por supuesto, olvídate de los colores vivos… Porque estoy harta de ver, leer, y escuchar eso de  “Nos gustan las mujeres reales”, del “Quiérete tal y como eres”, pero …. después te dan los consejos para combatir la celulitis, o para perder esos kilos de mas en tan solo 5 días, o los mejores trucos de maquillaje, y por supuesto, que debes de ponerte para tapar esos pequeños defectillos. Porque estoy harta de que el mundo se eche las manos a la cabeza, si una madre deja que su hijo vaya disfrazado de princesa, y estoy harta, también, de que se insulte a una mujer porque haga lo que quiera con su vida (sobre todo, si es en el terreno sexual). También estoy harta de que te juzguen por tener demasiadas ideas, porque entonces además de imperfecta eres casi demoniaca.

Este texto lo escribí tal día como hoy, hace dos años… este año son muchas más las cosas de las que estoy harta, ¿Cuáles? Estoy harta de que se nos juzgue por hacer lo que queremos, estoy harta de los micromachismos diarios, estoy harta de tener que defender mis pensamientos de mujer, harta de que maten mujeres porque «si no eres mia, no serás de nadie». Harta de tener que volver a casa en taxi, porque me da miedo pasar por algunas calles, harta de tener que tener cuidado. Harta de decirle a mi amiga, dame un toque cuando estes en casa…

Así que, yo estoy de acuerdo con esta huelga, porque hay que visibilizar todas estas cosas, para que millones de mujeres dejemos de estar hartas. Porque tenemos que luchar por nuestros derechos, porque yo no quiero ser más que ningún hombre, porque creo que somos iguales. Porque yo creo en la igualdad.

Me parece muy bien que exista un día dedicado a las mujeres, a dar visibilidad a sus derechos, a lograr la tan ansiada igualdad entre géneros y me parece fantástico… y precisamente por eso, no quiero oir eso de «feliz dia de la mujer» porque será «feliz» el dia que las mujeres no tengamos que luchar por nuestros derechos.

Anuncios

Lo que pasara aquella noche solo era diversión

Esa noche quería estar especialmente guapa, por eso dudé sobre que ropa ponerme, al final elegí un vestido negro con un escote, bastante pronunciado, en forma de pico, y debajo llevaba un precioso bralette negro, que asomaba indiscreto por aquel escote. Elegí unos preciosos stilettos rojo burdeos, del mismo color que mi pintalabios. Me puse mi abrigo negro, y mientras que cogía el bolso y las llaves, me vi reflejada en el espejo, y sonreí. Cuando llegue al lugar donde habíamos quedado, tú ya estabas allí, y no voy a negar que también tú, estabas especialmente guapo esa noche, sin dudarlo, aquellos vaqueros azules te quedaban como un guante. Me miraste y, despejaste todas mis dudas, porque al ver como sonreías y supe que te gustaba lo que estabas viendo.

Me llevaste a cenar a un restaurante pequeño y discreto, no tenía más de cinco mesas. Cuando llegamos, te tomaste la libertad de pedir dos cervezas al camarero, mientras lo saludabas con familiaridad. Nos sentamos cerca de la puerta, en una mesa que hacía esquina, y que estaba resguardada de miradas indiscretas por un biombo. Bebiste un trago de tu cerveza, mientras yo me deshacía de mi abrigo y al terminar me dijiste -estás muy guapa, esta noche. Yo sonreí y solo contesté con un tímido gracias, mientras cogía mi vaso para beber, y el camarero nos trajo la carta. La cena estaba deliciosa, y la conversación fue divertida, interesante, amena, compartimos risas y también, el postre. El cual pediste, mientras que yo fui al baño. No pude evitar sonreír al ver que habías pedido un brownie de chocolate, mi postre favorito. Mientras me hablabas sobre tu última hazaña deportiva, yo le quite la primera esquina y deguste aquel bizcocho, estaba tan bueno que cerré los ojos y lancé un pequeño suspiro, cuando abrí los ojos estabas mirándome y me dijiste -debe de estar exquisito. Y entonces volví a cortar un trozo y te lo di a probar, y al hacerlo te manche un poco con la cuchara el labio de chocolate y entonces me acerqué y pase mi dedo por tu labio para limpiarte, y después chupar los restos de chocolate de mi dedo, siempre he pensado que aquella era la provocación que necesitabas para que el valor le ganara al miedo, y que las ganas le pudieran a tu timidez.

Cuando terminamos de cenar, pagamos y una vez en la puerta, y con la excusa de ponerme bien el cuello del abrigo, te acercaste a mí, mirándome en silencio, pasando tu mano por mi cuello hasta llevarla a mi nuca, mientras te acercabas más a mí, tanto que nuestras mejillas quedaron pegadas y fuiste girando poco a poco tu rostro hasta que tus labios tocaron la comisura de los míos, quizá con miedo al rechazo te apartaste un poco, pero enseguida tus labios volvieron a los míos, y nos envolvimos en un beso, y justo en ese momento, en ese preciso momento fue en el que decidí que esa sería nuestra última cita y que Lo que pasara aquella noche solo era diversión.

beso.

 

Semana 4.- Mi día a día

Esta semana me toca describir mi día a día, o sea mis rutinas diarias… pues venga vamos allá:

rutina

08:30 – 09:00: Hora de levantarse. Aunque me suelo despertar un poquito antes, soy de esas personas a las que les encanta quedarse un ratillo bajo el edredón nórdico, en invierno claro, no lo puedo evitar. Cuando me levanto voy al baño, me miro en el espejo y me suelo decir, “oh dios vaya pelos de loca”, aun así no suelo arreglarlo hasta después del desayuno. Mi desayuno consiste en un café con leche, sin el casi no soy persona, y una tostada.

09:00 – 09:30: Aseo. Lavarme los dientes, la cara, peinarme o mejor dicho intentarlo, vestirme con ropa de deporte.

09.30 – 10:30: Deporte; aquí depende del día, si hace sol y no mucho frio me voy a andar una hora mas o menos, si hace frio o llueve, pues tiro de la bici estática. Reconozco que esta rutina la había abandonado, por culpa de las oposiciones y que me esta costando volver a cogerle el ritmo, pero lo conseguiré.

10:30 – 11:15: Aseo II; una ducha, cremitas varias, (cuerpo/cara/pelo; depende del día toca unas u otras). Secarme el pelo y vestirme de persona humana.

11:15 – 13:30: Cosas de casa / Estudio. Aquí depende de lo que tenga que hacer, si toca limpiar, o ir a hacer la compra o tengo todo mas o menos solucionado, pues hago una cosa o la otra.

13:30 – 14:30: Preparar comida. (Esto no tiene mucho que explicar, aunque algunos días me pongo antes porque tardo más y otros me pongo después porque toca algo mas sencillo)

14:30 – 15:30: Comida.

15:30 – 17:30: Descanso. Esta es mi hora de no hacer nada, reviso redes sociales, y juegos estoy enganchada a dos, al homescapes y a uno de una cafetería. Bueno y reconozco tambien que estoy enganchada a la novela de las 4, lo sé es de marujas, pero es que un poco maruja soy, ahora que lo pienso.

17:30 – 19:15: Estudio I. Pues eso…estudiar, estudiar y estudiar.

19:15  – 19:45: Descanso. Aprovecho para hacer tareas pendientes, recoger la ropa de la lavadora, tender o cosas así. Ir a algún recado rápido, etc.

19:45 – 21:00: Estudio II.

21:00 – 21:45: Cena.

21:45 – 22:45: Hora de los novios. Hora Feis Deis o bien escrito First Dates (también conocido como el programa de los novios, como lo llama mi madre), o también podríamos llamarla hora feliz. Porque en ese ratito, mientras veo y tuitéo el programa, suele ser el rato en el que mas me rió.

22:45 – 00:00: Descanso. Este rato lo suelo dedicar a ver la tele, bueno mejor dicho a ignorar la tele, mientras que leo algo, a no ser que el día en cuestión tenga algún programa que me guste, o que me ponga alguna serie o algo así.

00:00 – 08:30:  Dormir.

Como imagináis este horario es una recreación no exacta de mis rutinas diarias, hay días que no hago eso, por ejemplo los fines de semana me lo suelo saltar. Otros días sigo esta rutina, pero lo hago a otras horas, porque madrugo mas, y entonces tengo tiempo para hacer mas cosas o porque me levanto mas tarde y entonces voy con el agua al cuello. Otras ocasiones me salto esta rutina diaria, porque hay que hacer otras actividades, … pero el caso aquí se trataba de escribir sobre el día a día y de manera mas o menos es esa mi rutina, y vosotros ¿también tenéis rutinas diarias? ¿Cuáles son?

15 personas con las que salir

El otro día, estaba leyendo blogs, y encontré un artículo que se titulaba “15 personas con las que deberías salir antes de casarte”. En el artículo, hacían un listado donde describían a 15 tipos de personas/personajes con los que casi todos nos hemos topado alguna vez. Porque no todos tenemos la suerte, de encontrar al hombre/mujer de nuestras vidas, en nuestro primer noviete/rollo.

Estos días, he estado pensando en mi propio listado, y como comprobareis después algunos de estos chicos aparecen en blanco, y es que por mucho que lo pienso creo que aún no me he encontrado con algunos de estos chicos, por lo tanto, aun no puedo casarme. Aquí os dejo la lista, y os hablo un poco de algunos de los chicos, que he conocido en mi vida, que encajaría en cada uno de esos roles, después de darle unas cuantas vueltas…

EL OPUESTO; R. nunca he conocido a nadie que sea más opuesto a mí, no le gustaba nada de las cosas que me gustaban a mí. También podríamos incluirlo en la categoría del tío más raro que he conocido en mi vida, ¿Cuántas personas conocéis que vayan a concierto con tapones para los oídos? Pues el, lo hacía… lo dicho, no solo era lo opuesto a mí, sino que era un raro de cojones (uuuuups, perdón que yo no suelo hablar así)

EL ARTISTA; en mi caso, era músico. M. siempre fue un tanto raro, pero oye el chaval cantaba muy bien y tenía cierto toque a lo Pablo Alboran cantando, físicamente se parece a Gerald Butler.

UN COMPLETO GILIPOLLAS; este lo tengo muy claro, P. (Algún día tengo que hablaros de P. y sus cosas, aunque para contaros la verdad a P. habría que hacerle una sección especial)

UN VIEJUNO; Tenia 11 años mayor que yo… no tengo mucho que decir de él, una manera diferente de ver la vida, una sabiduría basada en la experiencia y una historia diferente y divertida.

UN “YOGURIN; pues eso, el extremo opuesto al “viejuno”, sin experiencia vital, sin sabiduría…

EL QUE SE NOS ESCAPÓ; en mi caso, ese fue R. consideramos que es el que se escapó, aunque sólo sea para hacer que nuestras vidas se sienten como una de esas románticas.

EL QUE TIENE MIEDO AL COMPROMISO; M.A., siempre decía que me había conocido en un mal momento, que porque tenía que haber aparecido cuando lo hice, pero a pesar de todo, M.A. fue una historia divertida, y sin duda, le guardo un buen recuerdo.

UN AMIGO CON DERECHO; Mi FWB (friend with benefits), sin dudarlo fue D. Y lo mejor es que es un tío de genial, súper divertido, que se preocupa por los demás, que siempre tiene bonitas palabras… lo bueno de D. es que como también podría entrar en la categoría anterior, pues, sé que siempre lo tendrá como FWB.

TU ALMA GEMELA SEXUALMENTE HABLANDO:

EL DESASTRE: L. era un total completo y absoluto desastre.

EL CORPORATIVO:

EL HOMBRE NIÑO:

EL CHISTOSO: J.C. es un cielo de niño, pero lo que más me gusta de él, es sin duda lo muchísimo que me rio con él. Podemos tener conversaciones absurdas durante horas y horas.

EL CHICO MALO: J.R. aunque ahora no lo sea, en su día sí que lo fue, y tanto que en algunos momentos, rozo la delincuencia juvenil, ahora esta reformado pero sigue teniendo algunas taras de aquella época.

EL ROMANTICO y EL CHICO QUE TE ENSEÑO UNA LECCION; Son dos categorías pero es que en mi vida hubo una persona, que sin querer me enseño, no una sino muchas lecciones y que encima era la persona más romántica que he conocido, era J. Para mí, es la historia de amor de mi vida.

default

Después de hacer el listado, al parecer aun no puedo casarme, porque me quedan por conocer al menos a tres chicos con los que salir antes de casarme. Y vosotros, ¿os podéis casar ya o aun os quedan muchos chicos que conocer?

Semana 3.- “Sí pudiera estar en cualquier parte del mundo, ahora mismo, …”

“Sí pudiera estar en cualquier parte del mundo … “ estaría en la ciudad de París.

¿Por qué en París? Pues no tengo ninguna razón, simplemente cuando me planteé la pregunta, fue la primera respuesta que se me vino a la cabeza. Después he pensado en que motivos, me han podido llevar a elegir la ciudad de París, la cuidad de la luz, y del amor, como destino, quizá sea porque soy una romántica, o quizá sea por su historia, o porque creo que es una ciudad que tiene magia, o por su comida, puede que sea por su gran diversidad cultural, por sus monumentos, la verdad es que si lo pienso existen muchísimos motivos para elegir esta ciudad.

Sí pudiera estar en cualquier parte del mundo, ahora mismo, estaría paseando hasta la librería Shakespeare & Company, para buscar un libro, que empezaría a leer en una terraza de uno de sus famosos cafés. Pasaría la tarde en el Barrio Latino recorriendo las calles donde vivió James Joyce o Ernest Hemingway. Me sorprendería con la majestuosidad de los edificios, los amplios bulevares y el impresionante trazado de la Torre Eiffel y la zona de Les Invalides, con la grandiosidad de los campos elíseos. O podría disfrutar de la vida del Barrio Le Marais con sus modernos bares y restaurantes, sus boutiques, O recorrer el corazón geográfico y espiritual de París que es el Sena, desde la Île de la Cité, con la  icónica catedral de Notre Dame, donde sus gárgolas nos recuerdan la famosa historia del jorobado. Y creo que no habría mejor manera de terminar el día, que en las calles de Montmartre, o viendo el atardecer en las escaleras de la basílica del Sacré-Cœur.

También, quizá es posible que me haya dejado influir por mis propios recuerdos, y por eso la haya elegido, me encantó cuando la visite, a pesar del frío, fui a París en diciembre de 2007, en plena ola de frío, por ese motivo no subimos a la Torre Eiffel, porque pensamos que no era cuestión de convertirnos en estatuas de hielo. Aun a pesar de todo los muchos grados bajo cero que vivimos, recuerdo que me encanto, que sus calles tienen, yo no diría luz, sino magia. Que pasear por sus calles, es pasear por la historia, por la literatura, por el cine, etc.

Podría seguir imaginando planes y lugares que visitar, pero es que creo que esta entrada no tendría final. Así que, si definitivamente sí, si pudiera estar en algún otro sitio del mundo de manera inmediata, ese lugar seria París.

Autosave-File vom d-lab2/3 der AgfaPhoto GmbH