BESOS💋

El primero es el que te da tu madre al nacer, después vienen muchos más besos, los de los hermanos, los de las abuelas. Los besos de buenos días, los besos de buenas noches. Los besos de la comisura, el que va con mordisco. Tu primer beso, que no es el primero, porque has recibido muchos antes, pero… es el más especial.

Hay besos que se dan con la mirada. Hay besos silenciosos, besos nobles, hay besos enigmáticos, sinceros, hay besos que se dan sólo las almas, hay besos prohibidos, besos verdaderos. Hay besos que hieren, besos traicioneros y besos cobardes. Guerras de besos, que acaban en risas y carcajadas. Hay besos virtuales, besos misteriosos, besos problemáticos, hay besos que engendran la tragedia.

Hay besos perfumados, besos tibios, hay besos sensuales. Hay besos de rabia, que terminan en sexo fuerte. Hay besos de amor, de sexo dulce. Hay besos que en los labios dejan huellas, y también la dejan en tu cuerpo, en tu pecho, en tu espalda y en el alma. Los abrazos que acaban con beso. Los besos de reencuentro, si de esos que tenemos pendientes en estos tiempos raros que vivimos.

Nos pasamos la vida besando, besamos, nos besan. Pero, nunca sabemos cuándo va a ser el último con la misma persona. Los besos siempre han estado presentes en nuestra vida, por eso ahora, que no nos dejan darlos, es cuando más los necesitamos. Por eso, quiero que tengáis un día, o mejor dicho una vida de muchos muchos muchos besos.

Texto basado en:
Besos de “Casi sin querer” de Defreds

#felizdiainternacionaldelbeso #diadelbeso
#tebeso #mebesas #nosbesamos #besosparatodos #besos #besos😘 #beso💋

¿Me acompañas a disfrutar del viaje?

Hoy, es mi cumpleaños. Para mí, el día de mi cumpleaños es algo más que una fecha del calendario, ya me conocéis, soy rara y me gusta cumplir años, al menos por ahora. Para mí, los cumpleaños son un motivo para celebrar. Celebrar los días que hemos tenido la suerte de vivir, celebrar todas las cosas que hemos aprendido durante estos 365/366 días, podemos celebrar todos los sueños alcanzados, celebrar que podemos seguir riendo, hablando con los que queremos, cumplir años es celebrar la vida. No importa la edad que tengas los cumpleaños hay que celebrarlos con quien queremos, aunque este año las circunstancias no lo permiten, y cómo más nos apetezca, ya sea una fiesta, una cena, o simplemente una magdalena y soplando las velas (no olvidarse nunca de pedir el deseo de turno), ya sabéis no hay reglas para celebrarlo.

¿Por qué me gusta celebrar mi cumpleaños? Porque a veces estamos bien, otras mal y otras regular, pero seguimos viviendo, y este hecho nos ofrece la posibilidad de seguir adelante, de tener nuevas experiencias, de cometer nuevos errores, de conocer a nuevas personas, de reír, de soñar, de hacer buenas acciones, de hacer sonreír a alguien, de meternos en líos, de experimentar, de respirar, de llorar, de continuar nuestro camino y, sobre todo, nos ofrece la oportunidad de intentar ser felices. Porque cumplir años es eso, una nueva oportunidad, para ser y para hacer felices a los demás.

Sin embargo, celebrar no es lo único que debemos hacer cuando cumplimos un año más de vida, creo que es el mejor momento para hacer una pausa y hacer un resumen del último año, pensar en todas aquellas cosas que han salido bien, y aquellas otras que no tanto, aquellas que hemos hecho sin esperar y que han significado más de lo que creíamos, pensar en lo que hemos logrado y lo que aún no hemos comenzado. Debemos repasar los planes que aún nos quedan por llevar a cabo. Vale, ya se que precisamente este año, no ha sido el mejor, pero tiene algún que otro momento para recordar.

Si hacéis este ejercicio, como estoy haciéndolo yo ahora mismo, lo primero que se me viene a la cabeza ahora mismo, es DAR LAS GRACIAS (así en mayúscula y negrita). Dar las gracias por un año más de vida, dar las gracias por poder seguir disfrutando de los míos, de los más cercanos, de aquellos sin los cuales la vida deja de tener sentido. Dar las gracias por seguir disfrutando de las pequeñas cosas que nos sacan una sonrisa, por todas esas cosas que nos sacan de quicio pero que echamos de menos cuando no las tenemos. Dar las gracias por despertar cada mañana. Dar las gracias por tener salud. Muchas gracias por todas las alegrías, por todas las personas maravillosas que he conocido este ultimo año, y a lo largo de toda mi vida, por todas las experiencias fortuitas o no, forman parte de la vida y que me han dado lecciones, que por fin he aprendido, aunque me haya costado mucho y me han hecho ser quien soy.  Gracias por aguantarme, por acompañarme, por escucharme, por leerme, …

Hoy comienza el primer día de otro viaje de 365 días alrededor del Sol, ¿me acompañáis a disfrutar del viaje?

Mis historias

El domingo pasado actualicé el blog, y de repente me di cuenta que tenía escritas 199 entradas. Me puse a repasar los diferentes temas sobre los que he escrito, y aparte de mis múltiples chorradas por los días internacionales, que últimamente los tengo abandonados, (muy mal por mi parte). He escrito sobre mí, siempre digo que si alguien quiere conocerme solo tiene que entrar y ponerse a leer, porque seguramente terminara creando una imagen de mi, muy cercana a la realidad.

En estos 13 años que tiene el blog, (virgensanta que pila de tiempo) he escrito sobre mis aventuras y desventuras, me he reído de mi y de todas esas cosas raras, que a veces, me pasan (aunque os confieso que algunas de las cosas que he contado son pura ficción, eso sí, nunca confesare lo que es inventado y lo que es real). He hablado de amor, mejor dicho, casi siempre de desamor, de citas (que casi siempre salían mal), de las cosas que me gustan y de las que no, de amigos, … Le he escrito cartas a mis amores imposibles, y también a algunas personas que un día fueron importantes para mí. También lo utilice como desahogo mientras estudiaba oposiciones. Podéis encontrar reflexiones personales sobre diferentes temas, pero también podéis encontrar canciones, poemas, incluso algún cuento.

Si tuviera que hacer un ranking con mis publicaciones favoritas, entre ellas estarían “el segundo encuentro”, “un triste violín”, “mensaje no enviado”, “mujeres anónimas”, “y de repente” … y muchas otras. Y a vosotros, ¿Cuáles os gustan mas?

Y ahora, estoy aquí pensando, ¿de qué hablar en la entrada 200? Porque llevo varios meses sin decir ni mu, entre el confinamiento y el trabajo, y que parece que las musas se han olvidado de mí, como dice la canción. El caso es que hay algunas cosas de las que me gustaría escribir, pero cuando me siento delante del ordenador, para plasmarlas… dejan de parecerme buena idea, y termino por no hacerlo. Supongo que son temas para los que no estoy preparada para tocarlos aún, o quizá sea, porque quiero seguir guardándolos solo para mí.

Se busca

Se busca persona mimosa para los domingos por la mañana, a la que le guste desayunar en la cama y leer hasta mediodia. Con quien poder charlar de cualquier cosa, que sepa escuchar. Que sea pasional los viernes por la noche, y los sábados por la mañana. Que los lunes mande mensajes de buenos días, aunque el lunes sea una mierda. Se busca alguien con quien cenar pizza los martes, y que los miércoles planee algo para el finde. Alguien con quien tomar una cerveza los jueves. Se busca alguien con quien reír los siete días de la semana.

Se busca alguien a quien regalarle flores, con quien bailar, aunque sea mal, alguien con quien hacer el ridículo y con celebrar cumpleaños. Se busca alguien con quien hacer todo esto, pero a quién no le importe que todo esto lo haga sola. Alguien que no se complique la vida, que sea fiel y respetuoso. Se busca a alguien a quien le guste la Navidad, le guste cantar soy un elfo y que disfrute rodeado de su gente.

Se busca alguien con quien ir a hacer senderismo en primavera. Se busca alguien que pruebe mis experimentos en la cocina, en el próximo confinamiento . Se busca alguien con quien comer palomitas, mientras vemos una película de Netflix, mientras fuera llueve, alguien con quien pisar las hojas en otoño. Se busca un amor de verano, que dure al menos 50 inviernos.

Conversaciones con Kaos

– Porque todo es tan difícil?😅

– Ojalá pudiera responderte a eso… Pero sabes, creo que en realidad no es tan difícil… Creo que es difícil porque nos empeñamos en seguir caminos que no son los nuestros. Porque nos empeñamos es poner trabas, en añadir dificultades, etc… Y nos olvidamos de lo importante, de seguir andando sin preocuparnos si después viene una cuesta, cruzar un río o saltar un muro…

– Pero,… las personas somos muy complicadas.

– Yo creo que las personas no somos complicadas, nos hacemos las complicadas, porque es difícil reconocer las cosas que hacemos mal. Y cuando las reconoces, cuando te tragas tu orgullo, que pides perdón, a veces por algo que ni siquiera consideras que has hecho mal…esa persona se va. Porque quien no quiere estar, no va a estar. Así de simple y si de duro. – Da un trago a su café, suspira y sigue – ¿Tu sabes una cosa que he aprendido yo en estos últimos meses? Que solo está quien quiere estar. Que existen personas que coleccionan personas, que son personas que te usa para lo que ellos quieren, durante un tiempo determinado y luego, de repente, dejas de interesarles, sin motivo aparente y … Se acabó. Yo me he dado cuenta de que es importante estar bien con uno mismo para que los demás estén bien contigo. Que es imposible querer, sin quererte. Y ese es el gran problema. No nos atrevemos a querer no porque seamos complicados, sino porque no nos queremos lo suficiente, porque no somos valientes. Porque todos somos cobardes, porque ser valiente es complicado. Sin embargo, ser cobarde es tan fácil, es quedarte en tu sitio. En cambio, ser valiente es seguir hacia adelante, supone correr sin saber que ruta vas a seguir, es vivir con el miedo de que pasará, pero aún así, ser capaz de seguir corriendo porque es lo que quieres hacer… Por eso, es tan complicado todo, por eso todo es tan difícil, porque somos unos cobardes con miedo a ser felices.